A parte de las medidas de bioseguridad que ya hemos tomado, Remar Panamá en su responsabilidad de ayudar en el control y prevención del COVID-19 y con la asistencia del MINSA, se ha podido vacunar parte de la población más vulnerable, como lo son los adultos mayores. Seguimos adelante trabajando por una mejor calidad de vida para las personas en riesgo social.